¡ESTA ES MI VERDAD! …mi verdad es “la verdad”.

Actualizado: 4 ago 2021

"Cuando empieza la escucha, la guerra se acaba". – Anónimo-



Yo he construido mi verdad desde mis experiencias de vida, el entorno que crecí y de lo que me he cuestionado. (Mía… de mi… no más)


¿Por qué cuando hablo con algunas personas, me tratan de convencer de sus ideas?

Si quisiera ampliar mi criterio o tener mas o nuevas ideas…Puedo enriquecer mi mirada con su punto de vista, pero no estoy obligada a pensar igual, o si? (Para mi esta claro que no estoy obligado. Tampoco tengo la intención de que esa persona, piense como yo.



¿Cuál es la verdad?

¿Quién tiene la razón?

¿Creemos que lo que decimos y pensamos es siempre la verdad?

Divagando por mucho tiempo, me he puesto a pensar, a analizar… ¿Qué pasaría con el mundo, la política, las familias, los amigos, la pareja, etc., si nos diéramos cuenta que…

¡Hay tantas verdades como personas en el mundo!


Todos tenemos “la verdad” de nuestra experiencia, de nuestras vivencias, creencias, elecciones, fracasos, logros…

Desde nuestra visión, nuestra posición, desde nuestro lugar, muchas veces es imposible empatizar con otro, si no tenemos ni siquiera una pequeña experiencia similar, nuestro mundo es sólo lo que experimentamos, vemos o aprendemos de nuestra cultura, país, barrio, círculo social, familia,. Nos cuesta entender realidades que están fuera de eso, como otras religiones, o formas de vida.


No me deja de sorprender escuchar a los políticos discutiendo y peleando por el dogmatismo de su verdad o la del partido.


Historias de familias disgregadas sólo por pensar diferente, padres a los que nos cuesta aceptar lo que piensan nuestros hijos, tanto como a nuestros hijos se les hace difícil pensar que los años pasan.


Hay tantas verdades como personas, . Cuando el saber escuchar, el respeto, la aceptación del punto de vista de otro se activa, podemos conversar, plantear lo que creemos sin intentar convencer de la propia verdad, con la apertura de saber que otra opinión puede ser un aporte, un complemento o simplemente un no estoy de acuerdo.


Cuando la empatia pasa el limite… ¿Quién dijo que todos debíamos estar de acuerdo?


En nuestra cultura nos enseñan que hablar de política, religión o futbol son temas que no se deben tocar en una reunión social o en el trabajo, para no herir susceptibilidades o porque no se va a poder cambiar la opinion del otro o porque Podemos meternos en un conflicto si esa persona no piensa igual que yo.


¿Por qué para mi es tan importante que el otro piense como yo?


¿Qué me hace pensar que sólo yo tengo la razón?


No sería más humano y humilde, entender que el otro legítimamente piensa distinto.


Lo debemos respetar y aceptar.!

¡También esperar que sea de manera recíproca!

¡sin duda Cambiaría el mundo!... empezando por nosotros mismos. Si yo cambio, todo cambia!



Carola Guzmán

Coach ejecutivo

Life Coach

Master en PNL

certificada ICF



3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo